20 claves para alargar la duración de las baterías móviles

Publicidad

Uno de los factores a tener muy en cuenta cuando se adquiere un Smartphone es la autonomía de la batería, piensa que los terminales cada vez son más potentes y ofrecen más opciones, lo que supone una necesidad mayor de energía. La batería es hoy por hoy un componente que las marcas deben optimizar y sobre el que no ofrecen una garantía amplia (según los fabricantes ésta es de 6 meses pero según la normativa europea debería ser de 24) y que tampoco teniendo contratado un seguro para el móvil tendríamos garantizada su reparación o sustitución en caso de necesitarlo.

Un estudio llevado a cabo por la OCU (puede verse en su revista ‘Compra Maestra’ del mes de abril de 2015) nos descubre una serie de conclusiones acerca de la duración de las baterías móviles y la disminución de autonomía que sufren con el paso del tiempo. El objetivo de este estudio era clarificar si dicha merma se debe a que las baterías se diseñan con una intención voluntaria de que no duren, además de que otros factures puedan influir en su tiempo de vida.

Cómo cargar la batería del móvil para aumentar su duración

Para ello se realizó una simulación de 2 años de uso con 9 smartphones y 7 tabletas de entre los modelos más comunes del mercado, en la que se midió cuánto disminuía la carga tras 6, 12 y 24 meses. La prueba desechó dicha sospecha ya que en el peor de los casos, la carga sólo se redujo un 14% al final de esos dos años, además de que no se apreciaron diferencias entre las baterías de mayor capacidad con respecto a las de menor y se comprobó que todas aguantaban bien los 2 primeros años de uso.

Entonces ¿a qué se debe que los usuarios tengamos la percepción de que cada vez la batería dura menos? ¿Es sólo una percepción? No, lo cierto es que existe una merma real en la autonomía de las baterías a medida que pasa el tiempo y el uso del móvil se intensifica. Una serie de factores que vamos a ver a continuación tienen mucho que ver.

Lo que debemos saber acerca de las baterías móviles

 

  1. Para empezar, tenemos que ser conscientes de que las pantallas más grandes, de alta resolución y en color, así como las muchas funcionalidades de que disponen los terminales hoy en día, hacen que se requiera de muchos más recursos y se produzca un mayor consumo.
  2. También cabe recordar que el uso del móvil se intensifica según vamos descargando nuevas aplicaciones lo que supone un mayor gasto de energía.
  3. Es inevitable un cierto envejecimiento en las baterías que con el paso del tiempo van sufriendo un proceso químico de oxidación que junto con el aumento de la resistencia interna, hacen que disminuya poco a poco la capacidad de carga.
  4. Dejar que la carga se agote por completo es perjudicial en las actuales baterías de ion de Litio, debemos evitar el ‘estrés’ de cargas muy bajas por dejar que la batería se agote del todo.
  5. El calentamiento del terminal, cargador o batería durante los procesos de carga es normal, y no representa ningún peligro ni avería del teléfono.
  6. La mala cobertura también influye en el consumo de batería, pero esto lo vamos a ver más detalladamente luego.
  7. El Real Decreto de febrero de 2015 (sobre reciclado de aparatos electrónicos) obliga a los fabricantes a producir sus aparatos de forma que se prolongue todo lo posible su vida útil y se facilite su reparación, por lo que los diseños cerrados o ‘Unibody’ deberán evitarse para facilitar la extracción de las baterías para su sustitución o reparación.
  8. Es importante saber que uno de los principales factores para minimizar la pérdida de rendimiento es hacer un uso adecuado del terminal y su batería. Dicho esto y siendo tan importante, los fabricantes deberían facilitar las instrucciones precisas a los usuarios y por lo general no es así, en los folletos aparece poca o ninguna información sobre cómo prolongar la vida de las baterías.
  9. Además del anterior, otro reclamo que hay que hacerle a los productores es la poca facilidad que dan para cambiar las baterías si estas fallan, y entramos aquí en un tema polémico como es el de la garantía. En los aparatos se indica que las piezas consumibles y accesorios tienen una cobertura inferior a la que marca la normativa Europea que es de 24 meses en todos los casos, así que los productos vendidos en la UE deberían señalar este periodo de garantía y no otro inferior independientemente de dónde se hayan fabricado, para evitar conflictos con los servicios técnicos entre otras cosas.
  10. En cuanto a lo que cubre la garantía, los fabricantes indican que se limita al “desgaste normal” de los componentes y accesorios pero en ningún lugar se define con claridad a que se refiere esa normalidad.

 Cómo hacer un buen uso de la batería

 

  1. Recarga la batería siempre que puedas. Sí, has oído bien, puedes conectar el cargador cuando quieras, sin preocuparte del dichoso ‘efecto memoria’ que ya no existe en las baterías de ion de litio que son las que llevan todos lo terminales actuales. Lo ideal es cargarlo cuando baje del 50% de carga o como muy tarde cuando aparece la notificación de “batería baja”, no dejes que se agote por completo. Se recomienda también hacer la carga hasta un 80 o 90% evitando completar el 100% y volver a cargarla cuando este sobre un 40%. Esto es exactamente lo contrario a lo que se recomendaba anteriormente con las baterías de níquel cadmio, por lo que la mayoría de los consumidores aún tiene esta creencia errónea sobre cómo cargar la batería del móvil, debido seguramente a la falta de información de la que hablábamos antes.
  2. Evita dejar el móvil enchufado durante mucho tiempo una vez se ha cargado.
  3. Usa los cargadores originales que están diseñados para realizar una carga óptima y segura. Si no tienes más remedio que utilizar otro, al menos confirma que tenga la misma corriente de salida que el original.
  4. Evita las temperaturas extremas tanto de frío como de calor, por bien de la batería y del dispositivo.
  5. Si no vas a usar el móvil por un tiempo guárdalo correctamente y con carga.  Deberá estar en un lugar fresco y con la batería cargada al 40%, ya que aunque las baterías se deterioran igualmente aunque no se usen, si están a cero por un tiempo prolongado se vuelven inestables e incluso peligrosas.

Otros factores que influyen en el uso y duración de la batería según el Servicio Técnico

 

No hace mucho tuve que llevar mi terminal al servicio técnico de Sony por un fallo en la batería, sorprendentemente no tuve ningún problema y me cambiaron el componente sin ponerme ningún inconveniente a pesar de que ya habían pasado los 6 meses de garantía que según el fabricante tiene la batería del móvil. Me gustaría compartir contigo una información bastante útil e interesante que los técnicos me facilitaron una vez recogí mi terminal reparado.

  1. Un móvil en zonas con mala o sin cobertura sufre continuos cambios de BTS (antena) lo que le hará realizar sucesivas búsquedas y resgistros de cobertura. La distancia a BTS, desplazamiento del teléfono y zonas de mala cobertura (GSM o 3G) afectan notablemente a la duración de la batería. Por lo tanto podríamos decir que de la calidad del servicio que nos ofrezca nuestra operadora móvil también va a depender el tiempo de vida de nuestra batería. 
  2. Hay zonas geográficas en las que la cobertura 3G es peor que la GSM, por lo que conviene comprobar con qué tipo de red se obtiene una mayor autonomía y seleccionar el tipo de red adecuado dependiendo si se van a usar o no los servicios 3G.
  3. En modo GSM, la activación constante del GPRS, así como tener activadas las opciones de búsqueda rápida e información de célula harán también que se reduzca la duración de la batería.
  4. Consultar o usar constantemente cualquier opción del teléfono (RRSS, WhatsApp, fotos, Internet, juegos, mp3, radio, agenda, etc.) hace que el display y su iluminación se activen, lo que supone un consumo muy elevado de batería en cada consulta y una reducción del tiempo de autonomía, más el consumo propio de cada una de esas opciones que usemos.
  5. El uso de salva pantallas en movimiento, así como el Bluetooth o IRDA, la activación y uso permanente de los mismos y la conexión y búsqueda de dispositivos, implican un consumo no contemplado en las indicaciones del manual de usuario.

Revisada toda esta información, puede sacarse la conclusión de que para optimizar la duración de la batería dos factores son fundamentales: hacer un buen uso así como saber cómo cargar la batería y tener la información adecuada por parte del fabricante para poder hacerlo bien.

¿Conoces otros factores? ¿Haces un buen uso de tu batería y terminal? Déjanos tus comentarios y seguiremos hablando de ello.

 

20 claves para alargar la duración de las baterías móviles

 

 

Publicidad